Dependencia emocional: qué es y cómo superarla

[Total:99    Promedio:4.2/5]

Muchas personas se cuestionan a lo largo de sus vidas—y en mayor medida durante sus relaciones de pareja o tras la ruptura—si la relación que mantienen con su entorno es “normal” o de dependencia. Habitualmente, es bastante complicado determinar si uno mismo es o no dependiente emocional, porque vamos a tender a negar esta característica en nuestra personalidad—básicamente, por la cantidad de connotaciones negativas que implica ser dependiente—. Sin embargo, no podemos hablar de dependencia emocional sin hablar de—mi querido amigo—el apego. Pero esto ya os lo explicaré más adelante de forma extensa.

¿Qué es la dependencia emocional?

Hablando con tecnicismos, la dependencia emocional se define como una necesidad afectiva extrema que una persona siente hacia otra (Castelló, 2000). Y os preguntaréis ¿y qué me quieres decir con esto?

Bien, la persona dependiente emocionalmente muestra una serie de patrones de conducta muy característicos. No voy a ponerme a describir todas las conductas a lo DSM V, pero pondré unos breves apuntes sobre el tema. Aunque, si sois muy curiosos también podéis profundizar sobre el tema.

Normalmente sienten una necesidad de aprobación y preocupación excesiva por agradar a su pareja, a la vez que una necesidad excesiva de estar con la otra persona. Si no consiguen esto último, experimentan un gran sufrimiento. Os estaréis preguntando que esto suena a celos, ¿verdad? Pues, efectivamente, la persona dependiente manifiesta altos niveles de preocupación y conductas vigilantes y controladoras por miedo a perder a su pareja. Por lo tanto, una persona celosa es muy dependiente emocionalmente.

Además, para el/la dependiente emocional su vida gira en torno a su pareja. Es decir, es típico observar que reducen sus actividades, intereses y amistades hasta verse centrados casi exclusivamente en su pareja. Aun con todo, la persona dependiente emocionalmente no lo es sólo de su pareja. También puede darse en otros contextos como en la familia o con los amigos y amigas.

¿Por qué alguien es dependiente emocionalmente?

En casi todas las entradas de distintos blogs veréis que para explicar la dependencia emocional recurren a centrar la causa en la baja autoestima. Pero, realmente, va mucho más allá. Tal y como os he mencionado al principio de este post, la dependencia emocional tiene que ver con el apego. En consecuencia, aquellas personas con un apego ambivalente (o ansioso) son dependientes emocionalmente.

¿Cómo superar la dependencia emocional?

La dependencia emocional envuelve patrones de construcción de vínculos afectivos tóxicos, baja autoestima y esquemas mentales disfuncionales. Lo ideal es buscar ayuda psicológica para:

1. Trabajar la forma en que entendemos las relaciones

“¿Es sano que yo le exija a mi pareja estar pendiente de mí 24/7?, ¿es sano que yo no pueda relacionarme con otras personas distintas a mi pareja?, ¿es sano que si tarda dos horas en contestarme esté muy preocupado/a porque pienso que me va a dejar?”. Estos son los esquemas mentales que nos hemos ido formando a lo largo de nuestra vida sobre las relaciones afectivas. Los esquemas mentales se conforman a través de la experiencia propia y ajena. Y pueden ser funcionales o disfuncionales. Normalmente, un esquema es disfuncional cuando nos genera dificultades, problemas y/o malestar en nuestro día a día.

2. Comprender cómo nos relacionamos y por qué lo hacemos de esa forma

Aquí entra en juego my best friend el apego, que como he mencionado anteriormente, desarrollaré en próximos posts. Pero, grosso modo, existen varias formas de relacionarnos con otras personas que son características en las personas adultas. Y estas formas de relacionarnos están influidas por los primeros vínculos que formamos entre los 6 y 24 meses de vida.

3. Promover el autoconocimiento

¿Cómo te hablas a ti mismo/a?, ¿cómo te valoras?, ¿qué imagen tienes de ti? Es importantísimo trabajar el autoconcepto y la autoestima en estos casos que, como podréis imaginar, están un poco deformadas en las personas dependientes.

4. Practicar la asertividad y la individualidad

Sé que son unos nombrajos muy raros, pero la asertividad no es más que comunicar lo que pensamos sin agredir, menospreciar o intimidar a la otra persona. Y, por otro lado, la individualidad es el arte de disfrutar de la soledad. No os echéis las manos a la cabeza, no se trata de promover estar aislado las 24 horas del día, sino de disfrutar de momentos de soledad. Como por ejemplo, ir a correr solo/a, dar un paseo por el campo, disfrutar de unas horas de lectura a solas, etc.

Si crees que necesitas trabajar alguna de estas áreas, sería buena idea que replanteases pedir asesoramiento psicológico. Recuerda, si nos duele la cabeza durante mucho tiempo, acudimos al médico. Por lo tanto, si sientes que ciertas áreas de tu vida deberían mejorar y no encuentras en tu interior los recursos para cambiarlo, acude al psicólogo/a. Te sentirás mejor.

Marina García Sánchez

View posts by Marina García Sánchez
Psicóloga especializada en educación y psicología forense. Apasionada por el mundo de la psicología y la infinidad de áreas en las que puede aplicarse.

8 Comments

  1. Margarita Nortes López
    noviembre 7, 2018

    Muy interesante.Muchas veces no somos coscientes de esa dependencia y sufrimos y hacemos sufrir a nuestros familiares más cercanos.

    Responder
    1. Marina García Sánchez
      noviembre 10, 2018

      Así es, Margarita. La dependencia emocional puede afectar de forma muy negativa a la persona que la padece y a las personas de su alrededor que se ven afectadas por sus conductas. En el momento en el que esto nos sobrepase, sería muy recomendable pedir ayuda profesional.

      Un saludo y me alegra que te haya gustado el artículo (:

      Responder
  2. Sonia Abbas
    noviembre 7, 2018

    Muy interesante el tema del apego. Es cierto que uno siempre se centra en la baja autoestima, que tiene que ver, pero a veces la propia reflexión sobre la baja autoestima genera más ansiedad e, irónicamente, menos autoestima. Aprovecho para preguntar: ¿es cierto que los aprendizajes en la infancia que tienen que ver con la educación que se le da al niño cuando es pequeño influyen directamente en el tipo de persona que se elije o en el tipo de relaciones sentimentales que se tienen en la etapa adulta? Por ejemplo, ¿un padre/madre protector puede generar ese «exceso» de apego hacia una pareja sentimental?

    ¡Muchas gracias!

    Responder
    1. Marina García Sánchez
      noviembre 10, 2018

      ¡Hola, Sonia! Me ha encantado que plantees esa pregunta tan interesante. Como bien has apuntado, la dependencia emocional se relaciona muy frecuentemente con la baja autoestima. Pero, lo elemental es preguntarse ¿de dónde viene esa baja autoestima? Esta pregunta puede ser respondida de la siguiente manera: «del apego». Y, en respuesta a tu pregunta, el tipo de apego que desarrollamos durante nuestra infancia influye (que no determina) en la forma en que nos relacionaremos de adultos con las personas de nuestro entorno. Ocurre que las personas tendemos a relacionaros con nuestras parejas de la misma forma que lo hicimos/hacemos con nuestro cuidador/a principal. Pero este tema lo desarrollaré en profundidad en posts próximos.

      ¡Me encanta que os intereséis por estos temas!

      Responder
  3. Sara Costa
    noviembre 8, 2018

    Muy interesante el tema Marina. Además, está abordado de una forma muy práctica y es fácilmente comprensible. Seguro que es de gran utilidad a mucha gente…¡Sigue así!

    Responder
    1. Marina García Sánchez
      noviembre 10, 2018

      ¡Mucas gracias, Sara! Agradezco mucho tus palabras. Espero que haya generado la misma opinión en el resto de los lectores. ¡Un saludo!

      Responder
  4. Martin
    noviembre 8, 2018

    Muy muy interesante e informativo artículo.

    Responder
    1. Marina García Sánchez
      noviembre 10, 2018

      Muchas gracias, Martín. ¡Me alegra que te guste! Tengo más artículos relacionados con la pareja. Stay tunned (:

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top